La Casa del Habano

Existen estrictos controles de calidad en todos los pasos de la confección manual de un puro. Aquellos que no alcancen la calidad requerida nunca se convertirán en Habanos.


Control de Calidad
tripas

Cada día el Jefe de Galera supervisa la labor de los Torcedores. A su vez los Supervisores, que son Torcedores experimentados, chequean cada brigada de Torcedores observando sus técnicas y verificando confección y dimensiones.

tripas

Los tabacos una vez terminados se unen en mazos de 50 unidades, conocidos como Medias Ruedas, que se marcan con el número del Torcedor, tipo de puro y fecha de fabricación.

Al día siguiente los mazos son trasladados al departamento de control de la calidad donde los técnicos verifican los puros por su peso, longitud, grosor, consistencia, confección y apariencia externa, particularmente examinando el estirado de la capa y monta de la perilla.

tripas
Existen chequeos a muestras aleatorias de la producción terminada. Los puros son abiertos de manera que se pueda verificar la construcción interna y la ligada - momento importante para los Torcedores, ya que reciben su salario por producto terminado.
tripas

La última técnica introducida para el control de la calidad ha sido la máquina de tiro. Esta máquina se utiliza para probar el tiro de los bonches antes de que se le pase la capa a cada puro.

Este sistema fue introducido a finales del 2001 y en estos momentos su uso se ha extendido.

Posteriormente existen otros controles de calidad por el Escogedor y el Revisador que tienen lugar antes de que los puros hayan sido envasados en sus cajas. Incluso aquellos envases que no presenten el aspecto requerido serán retirados de la producción.

Saboreando el Resultado
tripas

Cada fábrica tiene su equipo de catadores, que se reúne a diario para degustar los puros y evaluarlos de acuerdo a un sistema de puntos por parámetros que incluyen el tiro, combus-tibilidad, aroma, sabor, fortaleza y calidad general del puro. De 3 a 5 vitolas son degustadas en cada sesión. Si existiese alguna diferencia con los parámetros establecidos en cuanto al carácter y formato de las marcas y vitolas, los catadores sugerirán los ajustes correspondientes.

Los Catadores constituyen la primera línea de la Comisión Nacional de Degustación que es la responsable de la estabilidad de la ligada de todas las marcas de Habanos

Tiempo de Reposo

tripas

Una vez concluida su confección y antes de pasar a las cajas, los puros, se colocan en el Escaparate. Aquí, en compartimentos forrados de cedro, se dejan reposar para que eliminen el exceso de humedad que adquirieron durante el proceso de torcido. Después de una semana ya están listos para ser fumados. Pero cuanto más tiempo permanezcan en este lugar mejor será. Las condiciones se mantienen entre los 16 y 18ºC con una humedad relativa que fluctúa entre 65 y 70 por ciento. Esto es mucho más fresco y seco que la el clima normal de Cuba.

Al Escaparate a menudo se le denomina el tesoro. En este lugar se almacena la verdadera riqueza de la fábrica.

Cómo se Hace un Habano
El tiempo ha realizado su labor y la hoja por fin está lista...

Métodos de Elaboración
Todos los Habanos, salvo algunas excepciones...

Verificando el Trabajo
Existen estrictos controles de calidad en todos los pasos...
Vistiéndose Bien
Ningún otro producto sobre la tierra disfruta de un tratamiento más cuidadoso...