ACADEMIA HABANOS

El Mundo del Habano

Cómo conservar sus Habanos



Los Habanos se pueden conservar por espacio de hasta 15 años. –a veces por más tiempo– y al igual que los vinos excepcionales, mejorarán con los años.

Las Condiciones Óptimas

Los Habanos deberán ser conservados a una temperatura que fluctúe entre 16 oC y 18oC, con una humedad relativa entre 65 % y 70 %.

La humedad es un elemento crucial. Si un Habano se humedece en exceso no se podrá fumar (no encenderá o no tirará). Si se seca, tendrá un sabor picante.

La humedad varía con los cambios de temperatura, por ello también es importante mantener la temperatura lo más constante posible.

Humidores

El humidor ideal para conservar sus Habanos puede ser un “walk-in humidor” acondicionado en temperatura y humedad de forma automatizada como el que puede observar en la foto que acompaña este texto. Puede encontrarlos en locales especializados como las tiendas de la franquicia La Casa del Habano por todo el mundo. Generalmente ofrecen “lockers” donde poder guardar sus Habanos.

conservar1

Walk-in Humidor

Si no tiene la posibilidad de acceder a algún espacio humidificado de este tipo, por fortuna, existe una gran cantidad de modelos de humidores para ayudarle a conservar sus Habanos. Un humidor puede ser una caja, un pequeño armario o incluso un cuarto completo, diseñado especialmente para puros, siempre que contenga una fuente que genere o controle la humedad.

Las buenas tiendas mantienen todos sus Habanos en humidores, siempre listos para su venta en perfectas condiciones.

conservar2

Lockers en La Casa del Habano

El mejor consejo que se le puede dar es invertir en su propio humidor para poder mantener una selección de Habanos listos para ser fumados.

conservar3

Humidor

Sus Habanos tardarán unos días en aclimatarse a las condiciones del Humidor, por eso es una buena idea separar internamente a los recién llegados de los huéspedes ya acomodados.

conservar4

Humidores

No coloque sus Habanos en un refrigerador, puesto que es una mala opción. Los refrigeradores eliminan la humedad de los Habanos y además, éstos absorberán los perjudiciales olores allí presentes.

Solucionando problemas

Hay un número de problemas que pueden surgir a la hora de conservar sus Habanos. Por ejemplo, puede ocurrir que los Habano se tornen muy húmedos o demasiado secos.

Si se resecan es peor, porque después de dos o tres meses comenzarán a perder su sabor, que jamás volverán a recuperar. A la hora de humedecer los puros secos, deberá hacerse suavemente y por etapas o de lo contrario correrá el riesgo de que la capa se cuartee cuando las hojas absorban la humedad.

La exposición prolongada a la humedad puede hacer que el tabaco se pudra, pero lo más probable es que aparezca el moho. Se trata de un moho blanco, color talco, que aparece de forma natural cuando se somete a un Habano a un incremento súbito en la humedad. Esto es señal de que el Habano está vivo y en buen estado. Se debe eliminar ese moho con un cepillo.

Lo peor de todo es el insecto llamado lasioderma serricorne o gorgojo. Afecta al tabaco, perforando la capa y hace que sea imposible fumarlo. Por fortuna las afecciones no ocurren a menudo. Sin embargo la mejor prevención es nunca permitir que la temperatura de su humidor sobrepase los 18 ºC.

La única solución es colocar la caja afectada en un congelador y dejarlo allí durante cuatro días. Esto no salvará los Habanos dañados pero sí matará a todos los gorgojos y salvará los que que aún no hayan atraído la atención de los insectos.

Desde 2005 todos los Habanos se congelan en La Habana antes de ser exportados, por eso este problema es menos frecuente que en el pasado.

Añejamiento

Desde el momento en que un Habano terminado sale del banco del Torcedor se establece una íntima relación entre las diferentes hojas que se utilizaron en su fabricación.

Se requiere tiempo para que la ligada de ese Habano combine y entregue el sabor que el tenía en mente.

Para poder realizar el proceso de añejamiento de un Habano en la forma correcta, se requiere de un humidor grande dentro del cual el aire húmedo pueda circular alrededor de todas las cajas, y donde las condiciones se puedan controlar constantemente. Es una tarea que merece ser confiada a experimentadas tiendas de Habanos.

Merece la pena esperar el resultado, ya que su Habano habrá asentado su sabor y compartirá su esencia con generosidad.

Video

Persona que realiza las mezclas de tabaco de las diferentes vitolas y marcas.



Contenido también disponible en los siguientes idiomas: