NOTICIAS

Fallo a Favor de Compañía Cubana

cohiba_mazoUn juez federal ha fallado a favor de Cubatabaco, la empresa cubana de cigarros, en un pleito sobre los derechos de la marca Cohiba registrada en los Estados Unidos, marca de cigarros que consiguió fama internacional por ser la favorita del presidente cubano Fidel Castro.

En Nueva York, el Juez Robert W. Sweet Jr., de la Corte del Distrito de los Estados Unidos, sostiene que Cubatabaco de Cuba, y no General Cigar de Estados Unidos, tiene derecho a comercializar cigarros en Estados Unidos con el nombre COHIBA.

En el fallo de 142 folios dado a conocer hoy, el Juez Sweet reconoció el COHIBA cubano como una marca notoria con derecho a una protección especial en el ámbito internacional.

El Juez Sweet sostuvo que Cubatabaco tenía derecho a un mandato judicial prohibiendo a General Cigar continuar vendiendo cigarros bajo la marca COHIBA. Igualmente ordenó la cancelación del registro de la marca efectuado por General Cigar. Cubatabaco asimismo solicitó la concesión de los beneficios obtenidos irregularmente por General Cigar; en el fallo, la Corte concluyó que Cubatabaco tiene derecho en un nuevo juicio a cuantificar las compensaciones monetarias correspondientes.

Con el fallo del Juez Sweet, la empresa cubana tendrá la posibilidad de exportar los cigarros COHIBA a los Estados Unidos, una vez que se levante el embargo americano al comercio con Cuba. El COHIBA de Cuba, considerado el buque insignia de los cigarros cubanos, se vende en todo el resto del mundo.

General Cigar, una empresa lider tabaquera en Estados Unidos, registró COHIBA en los Estados Unidos de América en 1978, al saber que era el nombre del cigarro favorito del presidente cubano. Después de unos cuantos años con escasas ventas a mediados de los ochenta, General Cigar abandonó el uso de la marca durante casi cinco años hasta finales de 1992.

Es entonces, debido a una serie de acontecimientos considerados críticos por el Juez Sweet, cuando General Cigar “tomó la decisión de adoptar el nombre COHIBA para un nuevo producto super-premium”, después de que Cigar Aficionado, publicación estadounidense especializada en cigarros, presentase COHIBA en su primer ejemplar de Septiembre de 1992. El Juez Sweet estimó que General Cigar tomó la decisión en parte para beneficiarse del éxito de la marca cubana COHIBA y especialmente de la buena valoración y notoriedad que había recibido en Cigar Aficionado.

El Juez Sweet considera en su fallo que la empresa cubana tenía un derecho legal protegible en relación con COHIBA, porque la marca cubana era “notoriamente conocida” entre los fumadores de cigarros premium en Estados Unidos antes de que General Cigar volviera a usar dicha marca COHIBA a finales de 1992. Asimismo consideró que era necesario un mandamiento judicial contra el uso por General Cigar de la marca COHIBA a fin de proteger a los consumidores frente a la confusión entre el COHIBA cubano y el de General Cigar.

“La decisión del Juez Sweet es una de las primeras decisiones en Estados Unidos que aplica la doctrina internacionalmente conocida de la ‘notoriedad de las marcas’ para determinar los derechos sobre las mismas”, dijo Adargelio Garrido, General Counsel de Corporación Habanos, S. A., empresa que asesora legalmente a Cubatabaco. Garrido añadió que “los tribunales cubanos han aplicado la doctrina de la notoriedad de la marca a favor de las compañías americanas y, ahora, los tribunales americanos amparan recíprocamente dicha protección”.

Michael Krinsky y David Goldstein, de la firma de abogados de Nueva York “Rabinowitz, Boudin, Standard, Krinsky y Liberman, P.C.” fueron los directores jurídicos en nombre de Cubatabaco. KevinWalsh y Steven Young de Winston&Strawn actuaron como co-directores jurídicos de Cubatabaco.