NOTICIAS

Festival en tres tiempos

cronicalunes3Una nube de humo azul se adueñó del espacio donde se desarrollaba la preliminar del Concurso Whisky and Cigar Challenge; mientras que en la antesala del Concurso Internacional Habanosommelier los fotorreporteros buscaban el sabor de una exclusiva para sus publicaciones.

Hubo quien necesitó respirar aire puro en los pasillos; los más encumbrados participantes se acercaban, recelosos, y decían en voz baja: “pero este es un evento para fumar.” Realmente, en una situación como esta no hay réplica que valga. Una y otra vez el aroma del tabaco nos cacheaba las ropas… y las mentes. Para los amantes del humo no hay placer tan exclusivo como un perfecto maridaje entre el trago y la vitola.

Damián Riley Smith, director de la revista escocesa Whisky Magazine, presidió la catadura de la preliminar del Concurso Whisky and Cigar Challenge. Con su singular olfato para la ocasión enfatizó en los propósitos de la convocatoria y, entre la seriedad de tal requerimiento, contó que en la primera ronda escocesa, hace exactamente 4 semanas, olvidaron apagar la alarma contra incendios y no pocos saltaron de sus asientos, provocando un terremoto de licor sobre las mesas.

A la usanza de sus conciudadanos, agregó una porción de agua a la bebida e instó a los demás catadores para que degustaran el trago y la vitola en la mejor forma, porque en la viña del Señor toda combinación puede ser interesante.

En los pasillos de la ya tradicional sede del Festival del Habano los sommeliers esperaban su turno para demostrar habilidades en el corte, encendido, cata y maridaje con diversas bebidas, mientras que en la Feria Comercial se ultimaban detalles para la inauguración.

Uno de los concursantes proponía el maridaje de un Habano con alguna cerveza de limitada producción;  y cuando se observaba a la concursante rusa, Ekaterina Ponomareva, atravesar la recia puerta de salida, era palpable la disposición de sus nervios después de finalizada la propuesta.

El jurado dió a conocer que del III Concurso Internacional Habanosomelier saldrían tres finalistas, los cuales se darán a conocer el próximo jueves. El jueves es el día para revelar misterios. La mejor combinación entre las 8 marcas de whiskies y los dos prestigiosos Habanos, resultado del consenso de 400 jueces, también se conocerá en esa ocasión.

La Corporación Habanos S.A. puso a disposición de los participantes las cuatro vitolas de la marca que lanzara en 1999, cuando se cumplían 80 años de la fundación de la Villa San Cristóbal de La Habana, cuyas denominaciones responden a las cuatro fortalezas construidas por los españoles en la época colonial: El Morro, La Fuerza, La Punta y El Príncipe.

Con argumento y guión de Enriquito Núñez Rodríguez, La Habana tuvo tres tiempos. El VI Festival del Habano premió a sus participantes con una noche mágica, mientras saboreaban el excelentísimo menú concebido para la ocasión.

cronicalunes2Un selecto vino blanco Chardonay Viña Falernia Cosecha de 2001 complementó la composición del plato primero. El secreto de la Cazuela Siboney se hallaba reunido en la textura del Tamal de Maiz y el nunca bien ponderado Camarón a la Barbacoa que completó la combinación.

El segundo plato, Estofado San Cristóbal de La Habana, debía su éxito a la mixtura de un Estofado de Venado al Aroma Caña Santa y Ravioli de calabaza relleno de plátano maduro frito. Esta opción ensalzó el paladar de los invitados con la siempre grata compañía de un Vino Tinto Cabernet Sauvignon Joan Sardá Cosecha 2001.

Pero los amantes de las dulzuras quedaron sorprendidos ante la elegancia del postre. Junto al semidulce Vino Blanco Borbonés Joan Sardá de la misma cosecha que el anterior, aterrizaron, mágicos, los Cilindros de Chocolate rellenos de mouse al mojito con biscochos de coco y los cafés criollos, acompañados de trufas de chocolate blanco y ciruela al ron.